27 junio, 2018 / by admin

La reforma del IRPF provocará una rebaja fiscal

El Banco de España ha cifrado cuál será el impacto de la reforma en el IRPF introducida en los Presupuestos Generales por PP y Ciudadanos y confirmada ahora por PSOE: “Unos 3,1 millones de contribuyentes se beneficiarían de la reforma directamente, al obtener una rebaja fiscal media de, aproximadamente, 500 euros”.

Así lo expone el organismo que ahora dirige Pablo Hernández de Cos en un documento que hoy ha publicado, y en el que también señala que el grupo más beneficiado será el de los trabajadores que ganan entre 12.000 y 18.000 euros al año. “2,3 millones de contribuyentes verían disminuida su cuota impositiva en el IRPF en una cuantía media de unos 480 euros”, explica el Banco de España.

Por grupos de edad, prosigue el regulador, el 21% de los contribuyentes menores de 35 años contarán con una rebaja media de algo menos de 450 euros, mientras que el 18,5% de los trabajadores de entre 16 y 25 años verán reducida su tributación en 474 euros y casi el 16% de los mayores de 65 años dejarán de pagar 578 euros.

Para realizar este trabajo, Banco de España ha partido de las citadas medidas que están incluidas en los PGE y que elevan el umbral de tributación de 12.000 a 14.000 euros, aumentan el importe de la reducción en la base por obtención de rendimientos del trabajo para los salarios brutos comprendidos entre 14.000 y 18.000 euros.

Asimismo, también se introduce una nueva deducción en la cuota de 1.200 euros por cónyuge con discapacidad, y se amplía a 600 euros la deducción por familia numerosa por cada uno de los hijos que exceda del número mínimo exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría general o especial.

En términos agregados, la institución estima que el coste total de la rebaja fiscal supera los 1.500 millones de euros, mientras que en el proyecto de Presupuestos se cifraba en unos 2.200 millones de euros. La desviación, explica Banco de España, se debe a que su modelo de simulación no tiene en cuenta la nueva deducción por gastos de guardería y se basa en datos de rentas y sociodemográficos de 2014, por lo que estarían “desfasados” respecto a la situación actual, tal y como informa Europa Press.